lunes, 27 de enero de 2014

LO BUENO, LO FEO, Y LO MALO DEL FALLO DE LA CORTE DE LA HAYA

Lo bueno
Para Perú: La Corte reconoció que no existía delimitación marítima formal entre Perú y Chile. En segundo lugar, se otorgó al Perú soberanía a partir las 80 millas lineales sobre el triángulo externo lo que corresponde a aproximadamente 50 mil kilómetros cuadrados de los cerca de 65 mil kilómetros cuadrados que se demandaba. En tal sentido Perú incorpora a su soberanía un territorio marino de pesca de ballenas y cachalote que comúnmente era  explotado por embarcaciones extranjeras  y chilenas.  
Para Chile: La Corte reconoció el hito número 1  como punto de partida de la frontera. Desde este punto se extenderá 80 millas lineales siguiendo el trazo del paralelo, esta decisión implica que la pesca de atún y bonito no afectará a los pescadores de Arica e Iquique. Es decir el fallo no tendrá un impacto significativo  sobre la economía pesquera chilena.
 
Lo feo
La declaración del agente Alberto van Klaveren Lamentamos profundamente esta resolución, que en nuestra opinión, carece de fundamento”  y la opinión polémica del presidente Piñera “Chile discrepa profundamente  de esta decisión” además de aludir que sus fuerzas armadas están preparadas para la defensa de su soberanía. Esperemos que estas declaraciones solo sea producto de la tensión tras la lectura del fallo y no sea el preludio para desconocer el compromiso asumido de respeto absoluto al fallo de la Corte.    
 
Lo malo
Para Perú: Al considerarse el Hito N° 1 como punto de partida de frontera y prolongar por 80 millas la línea del paralelo, Tacna perderá extensión marítima, parte de Moquegua también y la altura de Ilo recién se alcanzará las 200 millas marinas. Además, Chile mantendrá el territorio terrestre que se genera de la proyección de la línea del paralelo hasta la playa, variando así el inicio fronterizo que era el punto de la concordia a orillas del mar.     

  

No hay comentarios: